Buscar Trabajo > Consejos para encontrar empleo > Elaboración de un CV > Modelos de CV

Modelos de CV

Compañeros de trabajo en un despacho

Tienes diferentes opciones para presentar tu información. Podemos hablar de 3 formatos de currículum:

Currículum Vitae cronológico

Presenta la formación académica y la experiencia profesional en orden cronológico. Es el formato más usado.

Es la mejor manera de estructurar el currículum cuando queremos resaltar nuestra trayectoria profesional destacando nuestra progresiva escalada profesional por diferentes empresas y cargos. Este tipo de currículum se centra más en los puestos desempeñados que en las habilidades adquiridas.

Debes usar este modelo de currículum: si tienes una buena experiencia profesional, si no tienes periodos de tiempo sin trabajar, si no has cambiado mucho de trabajo, si buscas un puesto de trabajo en la misma línea o dentro del mismo sector o si has trabajado en una importante empresa.

  • Inconvenientes: Al leerse de forma rápida, puede mostrar más fácilmente la falta de reciclaje o formación y los períodos de inactividad laboral.

Currículum Vitae funcional

El desarrollo de este currículum distribuye la información por temas, la forma más usual de organizarlo es agrupando las experiencias en bloques. El objetivo de este tipo de currículum es el de resaltar las habilidades desarrolladas y los logros obtenidos para desempeñar un puesto de trabajo.

Es la forma ideal de resaltar el currículum para aquellas personas que no han seguido una trayectoria profesional lineal, que se han pasado de un puesto a otro sin un objetivo definido, ya que permite hablar de habilidades, intereses, motivaciones y logros que no siempre usas en tu trabajo pero que pueden ser útiles.

Aconsejamos usar este formato de currículum si buscas tu primer empleo, si tienes una corta experiencia laboral, si quieres destacar tus habilidades profesionales por encima de la duración de tu experiencia laboral, si has tenido muchos periodos de paro o demasiados cambios de trabajo, si deseas hacer un giro o cambio radical en tu trayectoria profesional, si piensas que tu edad puede ser una barrera, si has trabajado como free-lance o cuando quieres volver a incorporarte al mercado laboral después de un largo periodo de inactividad.

  • Inconvenientes: No da importancia al periodo de tiempo que se ha estado en cada puesto ni al nombre de la empresa. Limita la descripción del puesto y sus responsabilidades.

Currículum Vitae Combinado

En este tipo de currículum se realiza una relación de los cargos y las empresas donde se ha trabajado en los últimos años para pasar a detallar las áreas de cada experiencia, los logros y éxitos obtenidos en el desempeño de cada uno de esos puestos; es decir, se inicia con el formato funcional y termina con el cronológico.

Es más difícil de redactar y complejo pero tiene la ventaja de destacar la experiencia y habilidades que presenta el candidato en función del puesto al que opta. Puedes incluir el apartado "objetivos conseguidos". Permite flexibilidad y creatividad. Es ideal para aquellos profesionales que cuentan con una dilatada experiencia profesional.

Es conveniente usar este tipo de modelo siempre y cuando muestre claro lo que sabes, quieres y puedes hacer.

  • Inconvenientes: necesitas un currículum diferente para cada puesto al que optas, porque cada uno tiene un enfoque diferente. Se utiliza para responder a una oferta concreta y no para una candidatura espontánea. Elimina información referente a tus habilidades y experiencia que puedes excluir si estás optando a más de un puesto en la misma compañía.